Resuelta la conexión entre Vitoria-Gasteiz y la Vía Verde del FC. Vasco Navarro

Dos nuevas actuaciones, la colocación por la Diputación Foral de Álava de una pasarela peatonal en el tramo entre Puente Alto y Otazu, y la aprobación por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz del expediente de contratación de las obras de acondicionamiento de la conexión norte del trazado en la ciudad, suponen prácticamente la resolución de la continuidad de la Vía Verde a su paso por Vitoria-Gasteiz.

Foto Noticia
21/12/2015

01/01/2016
 
La instalación por la Diputación Foral de Álava de una pasarela metálica con pavimento de madera tecnológica, material que es también antideslizante, y estética ferroviaria sobre la carretera A-2130, entre Puente Alto y Otazu, supone la dignificación de la entrada de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro a la ciudad de Vitoria-Gasteiz desde el sur.
 
 
La pasarela, que también da servicio a los usuarios de las instalaciones deportivas de Olaranbe, permitirá la supresión del tránsito actual por la carretera en un tramo de gran peligrosidad, entre Vitoria y Olaranbe, que los peatones y ciclistas que querían acceder a la Vía Verde o acercarse al centro deportivo se veían obligados a utilizar.
 
La instalación de la pasarela—de 106 metros de longitud, 3,25 metros de anchura y 72 toneladas de peso y para uso exclusivamente de peatones y ciclistas- se complementa con el acondicionamiento de un tramo de 1.3 kilómetros y 2,5 metros de ancho en zahorra, siguiendo el modelo que se aplicado en el resto de la Vía Verde. También está prevista la revegetación de esa zona e impulsar la conectividad ambiental de esta zona, con un paso de 13 metros para fauna, y la plantación de casi 700 árboles y arbustos.
 
La pasarela está dividida en 7 partes y para la instalación de las dos primeras, la central y uno de los laterales, fue necesario cortar el tráfico. El vano central tiene 40 metros de largo y 24 toneladas de peso, mientras el acceso desde Vitoria cuenta con 18 metros. El resto de piezas se colocaron en los días siguientes y no requirieron cortes de tráfico.
 
Por su parte, el Gobierno municipal de Vitoria-Gasteiz aprobó en días pasados el expediente de contratación de las obras de la conexión norte del trazado, unos trabajos que contarán con un presupuesto de 165.048,83 euros y diez semanas de plazo. Esta conexión norte, en la que se ha intentado mantener un trazado lo más aproximado posible al original ferroviario, unirá Los Herrán con la calle Zaramaga por Obispo Ballester y Portal de Villarreal.  
 
Ha sido diseñada como un carril-bici bidireccional segregado con una protección con respecto del tráfico a motor a base de balizas y separadores; además, servirá para enlazar la Vía Verde con diversos bidegorris existentes. El proyecto forma parte del plan de movilidad sostenible que lleva implantándose en la ciudad en los últimos años y prioriza el transporte colectivo, en bicicleta y a pie frente al vehículo privado.
 
Con estas dos actuaciones solo quedarían pendientes de resolver dos tramos en lo que concierne al término municipal de Vitoria-Gasteiz, que serán abordados por el Gobierno municipal de la capital alavesa próximamente. El Consistorio, además, ultima un proyecto para señalizar la vía verde en Vitoria-Gasteiz que contemplará la identificación del recorrido específicamente como Vía Verde, para diferenciarlo del resto de la red de bidegorris y resaltar su origen ferroviario diferenciado. Esto contribuirá a clarificar el recorrido para los usuarios de la Vía Verde que pretendan continuarlo fuera de los límites de la ciudad, bien en dirección al puerto de Arlabán o hacia Estella.
 
Tras estas actuaciones para solucionar la travesía de la capital alavesa, solo se mantendrá como auténtico punto negro de la Vía Verde del FC Vasco Navarro el túnel de Laminoria, cuyos derrumbes e inundaciones han imposibilitado su recuperación, obligando a utilizar para la Vía Verde un trazado alternativo mediante un camino de fuertes pendientes y notable complejidad técnica.
 
La Vía Verde del FC Vasco Navarro fue reconocida en 2013 como una de las mejores de Europa por la European Greenways Association y, en 2014, fue transitada por 243.223 paseantes y ciclistas, un 6% más que el año anterior. Además, según la Diputación Foral de Álava, es la ruta con más atractivo y la más utilizada de las que integran la red de itinerarios verdes de Álava, conformada por más de 1.000 kilómetros.