La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro sigue mejorando cada día

La Diputación Foral de Álava está acometiendo diversas actuaciones en la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro a su paso por Antoñana, entre ellas la solución a un punto peligroso que exigía atravesar la carretera A-3136 a nivel.

Foto Noticia
29/04/2016

01/05/2016
 
Con estas obras de mejora, la Diputación Foral de Álava, ente gestor de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, va a instalar una pasarela de madera -adaptada también a personas con discapacidad- en la localidad de Antoñana en el punto en el que este itinerario cruzaba a nivel la carretera A-3136. Por otro lado, esta actuación permitirá conectar con la localidad de Antoñana -hasta ahora aislada del itinerario-. 
 
Tras la intervención, se habilitará un ramal paralelo a la carretera y al río Ega-Berrón, que partirá del centro de interpretación ubicado en un antiguo coche ferroviario de Feve.
 
Para ello, la Diputación Foral ha adquirido un solar de 870 metros cuadrados en Antoñana, con el objetivo de dar continuidad al trazado de la Vía Verde del antiguo Ferrocarril Vasco-Navarro a su paso por esta localidad. Con un presupuesto total de 237.591 euros, estas obras de acondicionamiento de la Vía Verde del Ferrocarril C Vasco Navarro darán solución a este tramo de la vía verde en el lugar en el que tenía uno de sus principales puntos negros, donde ciclistas y peatones se veían obligados atravesar la citada carretera.
 
La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, con más de 80 km de longitud es una larga y atractiva ruta entre el puerto de Arlabán (muga entre Álava y Gipuzkoa) y la localidad jacobea de Estella. Cruza de norte a sureste toda la provincia de Álava y se adentra por la Llanada y la Montaña Alavesa hasta Tierra Estella. Uno de sus principales atractivos es el paso por la ciudad de Vitoria-Gasteiz, mientras que su principal hándicap es el largo e intransitable túnel de Laminoria.